Una imagen más nítida y cercana

Dentro de la disciplina historiográfica adquieren cada vez mayor importancia los testimonios de índole personal, tales como las correspondencias privadas entre familiares, amigos íntimos y personas que establecen relaciones en donde el interés y el afecto llegan a confundirse. El rescate e interpretación de tales documentos, desdeñados durante mucho tiempo por los historiadores, ocurre ahora gracias a una nueva generación de investigadores, a vertientes de las ciencias sociales que han planteado nuevos horizontes a la investigación historiográfica y a la redacción de obras que permiten, tanto a otros investigadores como al público en general, acceder a una dimensión antes desconocida de nuestro pasado común. Gracias a Patricia Martínez Coronado, la imagen de la familia Sánchez Navarro, cuyos miembros fueron considerados los mayores terratenientes del noreste mexicano, deja de ser una referencia lejana y adquiere una imagen más nítida, cercana y entrañable.

 

—Jesús de León.