El genearca de la familia Madero

—Ricardo Raúl Palmerín Cordero

 

 

El bisabuelo de don Francisco Ignacio Madero González fue bautizado con los nombres de José Estevan Francisco Juan Nepomuceno, niño hallado en la casa de don Joaquín Madero. Su registro de bautismo dice:

 

En la Yglesia Parroquial de este Real del Sor. San José del parral a ocho de Octubre de mil setecientos ochenta y nueve años: Yo Dn. Fernando Cortes del Rey, Presbitero, con licencia del Sor. Apoderado del Sor. Cura propietario de dicha Yglesia bautise a un niño que fue hallado en la casa de Dn. Joachin Madero, soltero, español, parroquiano de dicha iglesia que el presente vive y habita en la calle de las Flores; al qual le fue puesto por nombres Jose Estevan, Francisco Juan Nepomuceno cuios padres no saben, ni conocen, y fue su Padrino que lo tuvo y recivio dicho Dn. Joachin Madero, soltero parroquiano de esta a quien adverti el parentesco espiritual y la obligación de enseñarle lo que conviene saber, para ser buen christiano y lo firmé con dicho Sor. Apoderado. Fernando Cortes del Rey.

 

Nota.- En muchos de los casos de los niños hallados o expuestos, los dejaban en las casas porque eran hijos de la persona quien les daba su apellido y posición económica y social o que, sin tener ningún parentesco y ser de familias pobres, sus padres adoptivos les proporcionarían sustento y educación.

 

Seis años después, don Joachín Madero contrae matrimonio. La ceremonia de velación se llevó a efecto un año después.

 

En el año del Señor de mil setecientos noventa y seis: a nueve de Febrero. Yo Dn. Fernando Cortes del Rey, Cura interino de la Yglesia de esta Villa del Sor. San José del parral, velé y bedndixe entre la Misa observando el Rito, y forma de La Yglesia a Dn . Joachin Madero, y a Da. Francisca Gagiola, recidente en esta dicha Villa, los quales fueron deposados en el Rancho Real del Rosario, por poder jurídico que dio dicho Dn. Joachín Madero a Dn. Manuel del Valle, va para un año que fueron desposados por Dn. Jose Antonio Guzman Teniente de Cura de la Yglesia Parroquial de dicho Real en trece de Abril del año pasado de setecientos noventa y cinco, y se ratificaron y afirmaron como consta por la partida de su casamiento que mostró y para que conste lo firmé= Rancho =no vale. Fernando Cortes del Rey.

 

De este matrimonio sólo encontré en el mismo lugar el registro de bautismo efectuado el 30 de octubre de 1795 de una niña a quien se puso por nombres María Guadalupe Josefa Margarita Juana Nepomucena Bautista.

 

Matrimonio de don José Francisco Madero con doña Rosa Molinar en la Villa de Aldama, Chih.

 

En esta Yglesia de San Gerónimo el día treinta de Agosto del año de mil ochocientos trese Yó el Presbitero Dn. José María Pavaño Cura Teniente de esta Villa, en virtud del Despacho livrado por el Dr. Dn. Francisco Fernandez Valentin Provisor Vicario captitular del Obispado, con que consta haversele dispensado las tres canonicas moniciones dispuestas por el Sto Concilio de Trento, no habiéndole resultado impedimento alguno que les embarase su pretencion, procedía a darles las bendiciones al matrimonio que hicieron verdadero y legitimo por palabras de presente, y mutuo consentimiento, Dn. José Francisco Madero natural y vecino de la Villa de Chihuahua. Expuesto en la casa de Dn. Joaquín Madero de Figa. Ambos españoles, con Da. Maria Rosa Molinar española de esta vecindad hija legitima de Dn. José María Molinar, y de Da. Maria Ana Porras: fueron sus padrinos Dn. Juan Capistran Zubia, y Da. Maria Josefa Molinar, testigos a verlos casar Dn. Felix Gameros y José Ygnacio Nuñez, y para que conste lo firmé. José Maria Pavaño.

 

Don José Francisco Madero enviudó de doña Rosa Molinar, pasando a radicar a Monclova, Coahuila, y después a la villa de San Andrés de Nava, donde contrae segundas nupcias el día 3 de febrero de 1824 con doña Victoriana Elizondo García, hija de don Nicolás de Elizondo Villarreal y de doña María de Jesús García, familias originarias de la villa de San Juan Bautista de la Pesquería Grande, hoy Ciudad García, N. L.

Don Nicolás participó con su hermano el teniente coronel don Francisco Ygnacio en la captura de los Insurgentes en Baján el 21 de marzo de 1811; tenía el grado de Alférez de las Milicias del Nuevo Reyno de León y, por este motivo, fue propuesto para ascenso por el teniente coronel don Simón de Herrera y Leyva.

 

Del matrimonio de don José Francisco Madero y doña Victoriana, nació y fue bautizado en la parroquia de Dulce Nombre de Jesús, el día 21 de septiembre de 1828, un niño de dos días de nacido, a quien se le puso por nombre José Evaristo, siendo sus padrinos don Nicolás de Elizondo por poder que dio a don Dionisio Elizondo y doña Leonor Sepúlveda. Firmando el cura de la Villa de Allende y de ésta don Pedro José Albino de la Garza.

 

Don Evaristo fue un exitoso empresario que formó una gran fortuna, una de las más grandes del Noreste y de la República, fue el abuelo de don Francisco Ignacio Madero, iniciador de la Revolución Mexicana.

 

 

 

 

Texto tomado de Revista Coahuilense de Historia, 7as. Jornadas Culturales. Madero y Carranza dos centenarios.

Núm. 106, julio-septiembre de 2014, Saltillo, 2014, pp. 326-331

Familia Madero, 1893. Foto cortesía del AGN.