ARCHIVO INTERVENIDO

Ciudad tomada

—Mauro Marines

 

press to zoom

press to zoom
1/1

A partir del fondo de fotografías históricas del Archivo Municipal de Saltillo, una selección de 15 artistas vinculados con Mallorca, España, intervienen de forma virtual la capital de Coahuila. Un proyecto que formó parte del Primer Festival de Arte Contemporáneo Saltillo 2015 y que estuvo comisariado por Fernando Gómez de la Cuesta con la colaboración de Mauro Marines y la participación de Colectivo Amorfo, Félix Coll, Javier Garló, Grip Face, Marcos Juncal, Carlos Lozano, Adriana Petit, Beatriz Polo, Marta Pujades, Alberto Ramajo, Laura Ramis, Pere Salvà, Maria Simón Masip, Laura Torres Bauzà y Damià Vives.

 

 

HE AQUÍ UNA CIUDAD TOMADA POR DESCONOCIDOS. Tomada, intervenida y convertida en un objeto de arte. A los artistas de esta colectiva, todos originarios de la isla de Mallorca, en España, se les proporcionó una serie de fotografías digitalizadas, seleccionadas de la Fototeca del Archivo Municipal de Saltillo y se les indicó que las intervinieran como quisieran. Ninguno de ellos conoce la ciudad, su única aproximación a su cultura e historia se dio, si así lo desearon, por medio de Internet. Sus interpretaciones pueden llegar a ser, por lo tanto, cercanas o no tan próximas a la realidad de esta ciudad mexicana. Llega incluso la ocasión en que el contexto, la ciudad misma, pierde todos estos valores para pasar a ser un espacio para el juego artístico, un fondo, un lienzo.

 

Hormigas gigantes, viajes espaciales, explosiones y cataclismos, romances. 25°25'22.8"N - 101°00'14.0"W de Beatriz Polo es un homenaje a un cine emblemático de la ciudad de Saltillo, el Cinema Teatro Palacio, en vísperas de su remodelación y posterior utilización para fines diferentes.

 

Uno de los mitos de la ciudad es retomado por Félix Coll, quien realiza una búsqueda de los túneles que se cuenta yacen bajo Saltillo, partiendo desde la Catedral de Santiago y uniendo varios puntos del Centro Histórico, colocándolos visiblemente sobre la superficie de este paisaje urbano en una interpretación particular de lo que podrían ser.

 

Un cortejo fúnebre de principios de siglo es traído a un contexto tan actual, tan local, por un artista de fuera que hasta duele la aparente facilidad con la que lo realizó. En Aquí no ha pasado nada de Damià Vives, hace un borrón de dicho cortejo y al renombrar la fotografía le otorga un significado muy latente en la conciencia mexicana.

 

Colectivo Amorfo decidió deliberadamente no ahondar tanto en la investigación con respecto a la ciudad. Paradójico resulta entonces que La Oquedad esté tan bien fundamentada históricamente. Los indígenas en la foto, no nativos de la región, son colocados sobre el balcón del edificio de la imagen para emular lo sucedido durante la conquista de las tierras norteñas: los tlaxcaltecas fueron llevados para poner ejemplo de vida civilizada a los indios chichimecas que no podían ser gobernados. De una forma curiosa el Padre de la Patria se hace presente en la calle que lleva su nombre: asomándose por detrás de la Catedral de Santiago se encuentra el Rostro perdido de Hidalgo y Costilla, una masa de ectoplasma gráfico rosado obra de Grip Face.

 

Les Portes de L’infinit, de Adriana Petit, es otra aproximación consciente y atinada a una de las partes icónicas de la capital de Coahuila: la puerta de la Catedral de Santiago. En su búsqueda para darle sustancia a la foto, la artista se topó con información relativa al efecto óptico que se da dentro del antiguo edificio, donde un agujero que permite el paso de la luz del exterior proyecta la imagen de la calle, invertida, dentro de la Catedral. Así, en la obra de Petit, la puerta es invertida y proyectada sobre sí misma.

 

Carlos Lozano aporta a la muestra dos obras. Fueron realizadas con un enfoque más inclinado a la línea de investigación del artista que observa y analiza las formas en que las personas interactúan con su alrededor, llámese pantalla de celular como lo demuestra en Intervención Puerta de la Catedral de Saltillo - Circa 1925 o con el extracto de Nocturno de Manuel Acuña presentado de manera digital sobre una foto de la plaza homónima en Vecinos sobre la Plaza Acuña en Saltillo - 1892.

 

Detener el tiempo fue la elección de Marcos Juncal con Escape. Del mismo modo que la tecla ESC nos permite parar la carga de una página de Internet, Juncal también le pone pausa a ese momento en el pasado de la ciudad.

 

Laura Torres Bauzá tomó la propuesta inicial del proyecto y lo convirtió en la base de su trabajo. Virtual Guided Tour cuestiona las posibilidades e imposibilidades que se presentan, o no, al encontrarse frente a la experiencia de intentar conocer un lugar desde la lejanía, incluso con la ayuda de Internet, la perspectiva obtenida desde esa trinchera es siempre discutible.

 

Autorretrato de Alejandro Carmona en la cúpula de la Catedral de Saltillo, de María Simón Masip, deja la interpretación a la voluntad del espectador, modificando de manera sistemática y haciendo una alusión intencional al reloj, mientras va girando las partes seccionadas de la fotografía. Alejandro Carmona es quien se encargó del reloj de la Catedral.

 

Comparar Mallorca con Saltillo fue la opción que Marta Pujades adoptó. Fusionando con sutileza, dejando los bordes de las construcciones casi etéreos, indiferenciables en algunos puntos, las puertas de las Catedrales de ambas ciudades confluyen en una pieza intrigante. Si uno observa Catedrales. Saltillo / Palma las diferencias son notorias: el tamaño, el estilo, al igual que las culturas de las cuales provienen, superponiendo una cultura sobre otra y recordándonos lo que se hizo durante la conquista de los territorios que hoy llamamos México.

 

La manera en que el espectador interactúa con lo que ve y su rol en esa experiencia es el concepto que dirige a Alberto Ramajo en la realización de sus dos obras. La mirada descrita por el propio artista como “de postal” de la ciudad de Saltillo en Panorámica Oriente de Saltillo, presenta a un público más literal del que quedaría implícito de no haber sido intervenida la fotografía. En Nevada en la Alameda de Saltillo, a diferencia de la primera, nos está mostrando a más de un grupo de espectadores, pues los transeúntes en la plaza son conscientes de que están siendo fotografiados y son espectadores de tal acto, así como el resto somos el público de dicha escena.

 

La cara de este festival llega de la mano de Javier Garló, quien honró el nombre de la ciudad haciendo que fuera la protagonista de varios saltos literales: Yves Klein, Philippe Halsmann y Salvador Dalí quienes, con sus respectivos saltos, son superpuestos a la vieja fotografía. Desde una perspectiva totalmente opuesta, Pere Salvà decide no entrar a conocer la ciudad más que lo que la propia evidencia de la fotografía le dice. De manera visceral e impulsiva interviene la imagen con su estilo propio, cargado de color, de forma y le añade, como título, la leyenda You Had Time, que proviene de la letra de una canción que el artista escuchaba en el momento que dibujaba con bolígrafo sobre la fotografía impresa.

 

Banco Tomado de Laura Ramis juega con la idea de la riqueza cultural y monetaria. Rellena el Banco de Coahuila de dalias, flor significativa para la cultura mexicana, tanto que rebosa y parece que en cualquier momento saldrán por las ventanas e inundarán las calles que rodean el edificio.

Presione sobre la imagen para ampliar.

Mauro Marines (Saltillo, 1994). Es estudiante de la licenciatura en Artes Visuales de la UAdeC. Ha participado en talleres sobre gestión, crítica y curaduría del arte.