Un disco de Agustín (pero no Lara)

Jesús de León

La presentación de esta obra suscitaba las siguientes interrogantes: ¿Este disco es de Los Tecolines? No. Es de José Agustín (no se alarmen: no canta). ¿Estaría presente José Agustín? Tampoco. A mí que me esculquen. Ni yo sabía si iba a venir o no. “¿Un disco de Agustín?”, me dijeron, pero no de Agustín Lara. Cuando me propusieron presentar el disco de José Agustín, Dos horas de sombras, lo primero que me pregunté fue qué era eso; lo segundo, cómo íbamos a presentarlo y, lo tercero y más angustiante, fue preguntarme por qué me tocó a mí.

 

Agustín: del teatro al disco

Aunque estamos ante una reedición con aportación saltillense del CD de “voz viva”, no existen en este disco indicios de cuándo fue producido y sólo se da a entender a través de un logo que esta nueva edición fue patrocinada por el Instituto Municipal de Cultura. Yo aventuro una hipótesis, que no sé si valga la pena someter a debate: sé que Pedro Moreno (no el insurgente, sino el promotor cultural) fue director del Instituto Municipal de Cultura hará como unos diez años y que Pedrito es un ferviente admirador de José Agustín; además, la foto del disco da testimonio de que Agustín vino a Saltillo a presentar uno de sus libros: se le ve posando afuera del Teatro de la Ciudad “Fernando Soler”, cruzado de brazos y con cara de estarse muriendo de frio.

 

Más barato que pirata

Por último y para terminar ya con todas estas objeciones estamos ante un documento ignoto que fue encontrado casi por azar en las bodegas del Archivo Municipal de Saltillo. ¿Cómo terminó allí? No me pregunten, yo no tengo las llaves de la bodega y tampoco sé cómo es que yo acabé metiéndome en este mitote. ¿Qué tiene que ver el Archivo Municipal con la presentación de este disco hecho por un escritor? Lo mismo que tenía que hacer una caja llena de estos discos en la bodega del Archivo Municipal. No tiene absolutamente nada qué hacer, pero algo había que hacer. Necesitamos espacio en la bodega. Espero que se diviertan y puedan adquirir el disco de José Agustín más barato que si fuera pirata.

José Agustín. Foto de Alberto Puente.