De la hacienda al chalet

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si un fuereño caminara por primera vez por el Centro Histórico de Saltillo, podría llegar a la conclusión de que las casas parecen todas iguales. Alguien que haya pasado su vida en la ciudad podría explicarle que esa aparente uniformidad la dan los colores que predominan en las fachadas: cafés claros, ocres, amarillos muy pálidos, verdes tirando a añil, grises, colores terrosos que casi se confunden con el adobe o el ladrillo.

 

Si en cambio interrogamos la forma de tales inmuebles, encontraríamos vestigios de estilos muy diversos que han coexistido sin mucho conflicto dentro del trazo urbano: la influencia árabe, la inglesa y la francesa; el trazo de fortaleza de las antiguas haciendas, el techo de dos aguas que construyeron los ingenieros ingleses del ferrocarril y, en el apogeo del porfiriato, esa curiosa imitación del chalet estilo francés.

 

De todos esos estilos sólo quedan vestigios: la forma de los arcos en las ventanas y los portones, el enrejado, la arquería de los patios, el diseño de los pretiles, la forma de las fachadas. 

FORTALEZAS CONTRA EL TIEMPO

Jesús de León

¿El Cairo o Saltillo?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta es La Casa de las Palmas, llamada así por las cuatro que rodean la construcción. Los vecinos aseguran que antiguamente fue el casco de una hacienda. Hoy está abandonada. Se encuentra ubicada a un costado del patio de maniobras del ferrocarril. El terreno fue excavado varios metros hacia abajo para poner las vías. Cualquiera, al salir por la puerta principal, antes de dar el primer paso, acabaría tres metros abajo con una pierna rota sobre los rieles. Es mejor imaginar cómo se vería la casa en sus mejores tiempos. Incluso si la viéramos sin ninguna idea preconcebida, podríamos ubicarla muy lejos. ¿Qué les parece El Cairo? ¿O la India? Tal vez hubiera sido la casa de campo de algún sheik o sultán. De momento hay que resignarse a que sea un modesto equivalente de la cueva de Ali Babá y los cuarenta ladrones. Actualmente es la guarida de la conocida banda Los Topos.